sábado, 13 de febrero de 2010


Hoy
me niego
a buscarte hueco en el olvido.
Ya lo haré más tarde.
Ahora,
cierra la puerta por favor.
Paseemos juntos por calles iluminadas,
donde puedan verse
sonrisas sin miradas ausentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada